Dieta Keto o dieta cetogenica

Dieta Keto: beneficios e inconvenientes

Seguro que habéis oído hablar de la última dieta milagrosa que siguen las famosas y con la que puedes lograr unos resultados increíbles en tan sólo unas pocas semanas. Si habéis pensando en la dieta cetogénica o dieta Keto  (de la palabra “ketogenic” en inglés, en su forma abreviada) estáis en lo cierto.

Al igual que la Dieta Dukan o la dieta Atkins, la dieta cetogénica se ha desarrollado bajo la premisa de que es muy difícil o casi imposible para el humano contemporáneo llevar un registro de las calorías que consumimos a lo largo del día, no picar entre horas o tener tiempo suficiente (y ganas) de cocinar todos los días las tres comidas.

Por lo que, al igual que con las otras dos, es una dieta con la que podrás comer toda la cantidad de comida que quieras a lo largo del todo día. Suena bien, ¿verdad? Pues más o menos, porque lo cierto es que podrás comer todas las grasas “buenas” que quieras (si, grasas, luego lo explico), una cierta cantidad de proteínas y nada o casi nada de carbohidratos (que son todo lo rico).

La dieta Keto es ciertamente una dieta muy estricta porque o la llevas a rajatabla o no funciona. La base de la dieta cetogénica es llevar al cuerpo al estado de cetosis y, si descuidas tu alimentación aunque sea un poco, tu cuerpo saldrá del estado de cetosis o no entrará en él.

Los porcentajes de los macronutrientes en la dieta cetogénica quedarían de la siguiente manera:

  • 70-80% de calorías de grasas
  • 20-25% de calorías de proteínas
  •  5% de calorías de carbohidratos

¿Qué es la cetosis?

La cetosis es un estado metabólico del cuerpo caracterizado por emplear como principal fuente de energía las grasas y no los azúcares.

Normalmente las grasas son almacenadas como reserva energética,  pero no son la fuente principal de energía del cuerpo, son los carbohidratos. Sin embargo, cuando el consumo de carbohidratos baja de manera drástica durante unos días, las reservas de glucosa del hígado se vacían, por lo que el cuerpo comienza a utilizar una fuente alternativa de energía. Es entonces cuando el cuerpo comienza a usar las grasas como fuente principal de energía a través del proceso de cetogénesis.

Durante la cetogénesis, el cuerpo comienza a producir cetonas. Las centonas o cuerpos cetónicos son compuestos químicos que se producen en el hígado a partir de las grasas que has consumido así como de las almacenadas en tu propio cuerpo.

Se considera que el cuerpo ha entrado en cetosis cuando los nieles de cetonas en sangre llegan a un cierto umbral. Según los Doctores Dr. Stephen Phinney y el Dr. Jeff Volek, el límite para estar en cetosis nutricional es de un mínimo de 0,5 mmol/L de betahidroxibutirato (el cuerpo cetónico que se mide en la sangre).

Durante la cetosis se producen una serie de síntomas muy característicos que te permitirán reconocer si has llegado al objetivo. A éste conjunto de síntomas se le suele denominar “Gripe Cetogénica” y se suele pasar a las pocas horas, en cuánto el cuerpo ha obtenido energía.

Cetosis

Beneficios de la dieta Keto:

Son muchos los beneficios demostrados en multitud de estudios científicos que se pueden obtener al seguir una dieta cetogénica.

Pérdida de peso. Es el beneficio más reconocido y que más adeptos trae. Obviamente, durante la cetogénesis se quema la grasa acumulada, ayudando al cuerpo a perder peso de manera rápida sobre todo en casos de obesidad.

Rendimiento energético constante. A través de la reducción carbohidratos, que proporciona energía a corto plazo y recaídas rápidas; el cuerpo recibirá energía de manera más estable.

Saciedad. Debido al aumento de proteínas, que sacian más, y por los elevados niveles de cetonas.

Preservación de la masa muscular. El proceso de cetosis no afecta a la masa magra y preserva la masa muscular.

Mayor concentración y claridad mental. Usar ácidos grasos como fuente de energía es la forma más efectiva de nutrir a las células cerebrales.

Disminución de la presión arterial. La reducción de carbohidratos permite que le cuerpo produzca menos insulina y disminuya la presión arterial.

Beneficios en el tratamiento de diversas enfermedades. Son muchos los estudios que han demostrado que la dieta Keto brinda beneficios significativos en el tratamiento de diversas enfermedades como:

  • Alzhéimer
  • Parkinson
  • Diabetes Tipo 2
  • Obesidad
  • Procesos inflamatorios
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Tumores y cánceres
  • Enfermedad hepática invasiva no relacionada con el alcohol
  •  Epilepsia infantil
  • Acné

Efectos adversos:

Como henos mencionado anteriormente, la dieta keto produce una serie de efectos adversos, muchos de ellos a corto plazo. Por eso recomendamos que no la hagáis por vosotros mismos, sino supervisada por un especialista.

Ésta dieta implica un cambio drástico en los hábitos alimenticios, lo cual provoca una readaptación del nuestro cuerpo a la nueva dieta que conlleva una serie de efectos secundarios. Éstos suelen ser temporales e incluso se pueden aliviar. A éste conjunto de síntomas se le denomina comúnmente “gripe cetogénica. Se suelen desarrollan durante los primeros días tras haber comenzado la dieta hasta que el cuerpo se acostumbra a ella. Los más comunes son:

  • Aliento particular (afrutado o metálico) o incluso halitosis
  • Boca seca, sensación de sed constante y ganas recurrentes de orinar.
  • Sensación de saciedad
  • Estreñimiento
  • Mareos y náuseas
  • Fatiga o cansancio
  • Dolores musculares y calambres.

Por último, nos parece muy importante recordar que, si quieres bajar de peso bien por salud o simplemente para sentirte mejor, lo mejor es que consultes con un especialista. Cada cuerpo es diferente y por lo tanto cada dieta debe estar personalizada a cada paciente.

¡Visita nuestra tienda de yoga online ! Y cotilléanos en Instagram Facebook.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00